10 de mayo de 2009

Éxito absoluto en la última edición de Expomanga

La VIII Edición de Expomanga ha finalizado con un éxito indiscutible y un nivel de asistencia que ha superado la del año anterior en casi un 20%, alcanzando la cifra aproximada de 28.000 asistentes a dos horas de la clausura. “Quisimos ser prudentes con las previsiones por la crisis, tal y como están las cosas casi nos conformábamos con lograr la misma cantidad de publico que el año pasado, aunque esperábamos alcanzar un 5 o un 10% más. También es verdad, que por eso precisamente nos hemos esforzado aún más en esta ocasión y es de agradecer que el público vea y aprecie ese esfuerzo”, comentaba Emilio Gonzalo, director del evento.

Para Adrián Santamaría, coordinador de Expomanga, este incremento se explica porque “hemos hecho una inversión aún mayor en autores, ya que somos uno de los salones que más invitados trae, pero sobre todo en las actividades: en todo momento ha habido algún concurso, charla o demostración tanto en la zona del escenario, como en la de videoconsolas, en la sala de proyecciones o en las asociaciones”. Por 3 euros, el precio de la entrada, los asistentes han podido pasar todo el día entretenidos ya que no tienen ningún problema en entrar y salir tantas veces como quieran.

Y no sólo los visitantes han disfrutado estos tres días. Ninguna de las autoras quiso dejar de pasar varias horas dibujando para sus fans en la exposición dedicada a su obra, curiosear entre los stands comerciales o pasarse por el escenario, sobretodo durante los concursos de karaoke y cosplay. “He estado en salones del cómic por todo el mundo y nunca había visto algo como esto. He hecho algunas fotos que, cuando las cuelgue en mi blog, la gente no se lo va a creer”, aseguraba la japonesa Sho Murase en un perfecto castellano.

En esta ocasión la mujer ha tenido un papel protagonista, en un intento de demostrar que la industria hace mucho que dejó de ser cosa de hombres. La japonesa Sho Murase, la china Yishan Li y las granadinas Irene Díaz y Laura Moreno (Xian Nu Studio) son la prueba irrefutable de que el manga no sólo ha pasado a manos femeninas, sino que además ha dejado de ser territorio exclusivamente nipón.

1 comentarios:

Eduardo Granizo dijo...

Una cita que marcare en mi calendario para futuras ediciones.
Tengo que reconocer que me la encontre por sorpresa pero me encanto.

Entradas populares